Contacta con
los residentes

¿Tienes familiares o amigos en la residencia?

Desde aquí puedes contactar con él para mandarle un saludo o para contarle lo que te parezca interesante

Enviar una postal

ÁREA RESIDENTES

Introduzca su usuario y contraseña:

USUARIO:
CONTRASEÑA:

¿QUIÉNES SOMOS?

PRESENTACIÓN

Nuestra Señora de Gracia es una residencia sin ánimo de lucro dependiente de la Fundación Don Miguel Eza que atiende a personas mayores de 65 años, válidas o dependientes, desde una perspectiva integral y humanista, manteniendo a la persona en su entorno social familiar, y trabajando de manera coordinada con los servicios públicos y/o privados de Navarra.

La Residencia Nuestra Señora de Gracia está asociada a LARES Navarra, Asociación de Residencias y Servicios del Sector solidario.

Actualmente atendemos a 85 residentes con diferentes niveles de dependencia, siendo 35 de las plazas concertadas con el Gobierno de Navarra a través de la Agencia Navarra para la Dependencia.

HISTORIA

En el siglo XVI Fray Miguel de Eza Caballero de la Orden de Alcántara funda el Hospital Nuestra Señora de Gracia para atender a los enfermos y necesitados.

En su testamento nombraba heredero universal al Hospital General de Santa María, Nombra patronos de la casa al Alcalde, justicia y jurados de la ciudad y el Deán y Cabildo de la Iglesia Catedral. “Considerado que entre las miserias humanas una de las más principales es la falta de salud corporal y como as pobres gentes por falta de hacienda dejan de curar de muchas enfermedades corporales..por hacer bien a esta ciudad de Tudela y a los pobres de ella, como propia, yo el dicho Fray Miguel de Eza, Caballero de la Orden de Alcántara, he acordado dejar e instuir por universal heredero en todos mis bienes remanentes después de cumplidos las mandas y legados arriba especificados al Hospital general de Santa María de esta ciudad de Tudela en este Reyno de Navarra..”

El hospital contaba para su mantenimiento además de la caridad Publica, con los cuantiosos bienes que dejaron su fundador y otros donantes; con los ingresos de distintos arrendamientos incluso los balcones de la casa que daban a la plaza donde hacían la corridas de toros.

Durante tres siglos personas seglares atendieron la asistencia a los enfermos y necesitados no es hasta marzo del 1854 cuando los patronos entran en contacto con los Superiores de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. El día 14 de agosto de 1854 cinco Hijas de la Caridad llegan de Madrid, y forman la primitiva comunidad de Hermanas poniéndose al servicio y frente del Hospital
Después de la atención a los enfermos los niños fueron quienes también recibieron la atención de las Hermanas el 16 de julio de 1944 el Ayuntamiento confía a las Hermanas la Casa Cuna Municipal instalada en uno de los jardines del Hospital.

Las necesidades sanitarias iban creciendo y en 1948 empezó a funcionar la Clínica de la Milagrosa que estuvo funcionando hasta 1986 cuando se abrió el Hospital Reina Sofía
Desde 1986 se quedó el edificio solo con ancianos y en 1995 se empezó con la remodelación de la casa, el 16 de diciembre de 1998 se inaugura el nuevo edificio “Residencia Nuestra Señora de Gracia”

INFRAESTRUCTURA

Nuestra residencia está situada en el centro Tudela, constituyendo una de las fachadas principales de la emblemática Plaza Nueva de Tudela.

El actual edificio inaugurado en 1998 consta de dos pabellones unidos entre sí con un jardín interior, tiene una superficie construida de 4.172 m2 y 649 m2 de jardines.

En la planta baja se encuentran las zonas comunes: recepción donde se atienden las llamadas y las visitas, y amplios salones y zonas de televisión, la capilla, peluquería y el acceso al jardín, los despachos y consultas médicas y el acceso a lo dos pabellones.

En el pabellón A se encuentra en la planta sótano la sala de Terapia Ocupacional y el Gimnasio, el Comedor y la lavandería y cocina.

Este pabellón dispone de tres pisos con un total de 41 habitaciones individuales Todas ellas equipadas con camas articuladas y baño, alarma en baño y habitación y teléfono.

El Pabellón B dispone de salón con baño geriátrico y comedor propio y 27 habitaciones de las cuales 11 son individuales y 16 son dobles todas equipadas con camas articuladas eléctricas y baños.